Portada del sitio > Noticias > Israel ordena la expulsión de Khalida Jarrar, miembro del Consejo (...)

Israel ordena la expulsión de Khalida Jarrar, miembro del Consejo Legislativo Palestino

Ramallah Ocupada, 20 de agosto 2014 – El Gobernador Militar Israelí en Cisjordania ha firmado una orden militar expulsando la parlamentaria palestina y miembro de la Junta de Addameer, Khalida Jarrar, a Jericó por un período de seis meses, con efecto inmediato.


Jueves 21 de agosto de 2014, por RESCOP


Visitas: 1741 · Enviar la referencia de este documento por email enviar por email

PDF - 66.4 KB
Carta enviada a los mienbros del Congreso

A la 1:30 de la mañana del 20 de agosto de 2014, unos 50 soldados de las fuerzas de ocupación israelíes rodearon la casa de Jarrar en Ramallah. Un capitán israelí procedió a entregarle una orden que establece que Jarrar no debe abandonar el distrito de Jericó durante los próximos seis meses y sólo puede salir con la autorización expresa del comandante militar israelí en Cisjordania. Acompañando a la orden se encontraba un mapa delineando los límites del distrito de Jericó. La orden establece que, en base a una información secreta, Jarrar es una amenaza para la seguridad de la zona. Le dieron 24 horas para abandonar Ramallah. Jarrar se negó a firmar la orden.

Khalida Jarrar fue elegida miembro del Consejo Legislativo Palestino en enero de 2006 y ha actuado como representante electa desde entonces. Asimismo es representante palestina en el Consejo de Europa y en el Comité de Presos del Consejo Legislativo Palestino.

Jarrar ha sido una destacada activista por los derechos humanos desde hace muchos años. Desde 1993 a 2005 fue la Directora de Addameer y continúa vinculada a la misma como miembro de la Junta. Anteriormente trabajó en la UNRWA y ha participado activamente en el movimiento de mujeres palestinas.

Desde 1998 a Khalida Jarrar se le ha prohibido abandonar el territorio palestino ocupado, excepto en 2010 cuando viajó a Jordania para recibir tratamiento médico. Jarrar está casada y tiene dos hijos, es licenciada y ha recibido su maestría en Derechos Humanos y Democracia por la Universidad de Bir Zeit.

La orden emitida contra Jarrar se basa en la Orden Militar israelí 1651 Artículo 297 (2009) y se fundamenta en la acusación de que Jarrar es “peligrosa para la seguridad general de la zona”. Como es práctica común en este tipo de órdenes militares y en las decisiones del Comandante General Nitzan Alon, Mando Central, la orden no explica o aclara el peligro que supone Jarrar.

Khalida Jarrar vive en Ramallah que, en virtud de los Acuerdos de Oslo entre la Organización para la Liberación de Palestina y la Potencia ocupante, se considera “zona A” y por lo tanto bajo completo control palestino. Al permitir que las fuerzas de ocupación israelíes entrasen en Ramallah, la llamada “coordinación de seguridad” entre las fuerzas de seguridad de la Autoridad Palestina y las fuerzas de ocupación israelíes, permitió la expulsión de una representante electa del pueblo palestino, una representante que ha venido llamando de manera continua al fin de esa ‘coordinación’.

La orden de expulsar a Jarrar a Jericó viola el artículo 42 de la IV Convención de Ginebra, que se aplica al territorio palestino ocupado, y que afirma que “el internamiento o la residencia forzosa de las personas protegidas no podrá ordenarse más que si la seguridad de la Potencia en cuyo poder estén lo hace absolutamente necesario”.

La decisión del Comandante General también viola el artículo 49 de dicha Convención que prohíbe los traslados en masa o individuales, de índole forzosa, así como las deportaciones de personas protegidas del territorio ocupado al territorio de la Potencia ocupante, sea cual fuere el motivo.

Esta no es la primera ocasión en la que la Potencia Ocupante ha transferido de manera forzosa a miembros del Parlamento Palestino que han sido elegidos democráticamente. En 2010, tres miembros del Consejo Legislativo Palestino, Mohammad Abu Teer, Ahmad ‘Atoun y Mohammad Totah, así como el ministro para Asuntos de Jerusalén Khalid Abu Arafeh fueron deportados de sus hogares en Jerusalén a Ramallah. Poco después, los cuatro fueron arrestados y puestos bajo detención administrativa, que es la detención sin cargos ni juicio.

Actúa

Puedes ayudar a Khalida Jarrar de varias maneras:

Escribiendo al gobierno israelí, el ejército y a las autoridades legales exigiendo la revocación inmediata de la orden militar de su expulsión a Jericó

• Brigadier General Danny Efroni Military Judge Advocate General 6 David Elazar Street Harkiya, Tel Aviv Israel Fax: +972 3 608 0366; +972 3 569 4526 Email: arbel mail.idf.il; avimn idf.gov.il

• Maj. Gen. Nitzan Alon OC Central Command Nehemia Base, Central Command Neveh Yaacov, Jerusalam Fax: +972 2 530 5741

• Deputy Prime Minister and Minister of Defense Moshe Ya’alon Ministry of Defense 37 Kaplan Street, Hakirya Tel Aviv 61909, Israel Fax: +972 3 691 6940 / 696 2757

• Col. Doron Ben Barak Legal Advisor of Judea and Samaria PO Box 5 Beth El 90631 Fax: +972 2 9977326

Escribiendo a sus propios representantes elegidos instándolos a presionar a Israel para revocar la orden militar.

Fuente: Urgent Appeal: Palestinian Legislative Council Member Khalida Jarrar Expelled to Jericho, Addameer, 20/8/2014.


PDF - 66.4 KB
Carta enviada a los mienbros del Congreso
Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina - RESCOP · causapalestina@gmail.com
SPIP | esqueleto | Firefox | Nodo50